Pregunta para Cortes de Castilla-La Mancha

Necesitamos invertir más en investigación contra el cáncer, y además ¿cuándo se van a garantizar más recursos a una atención plena durante el tratamiento y de forma posterior?

67 personas la han apoyado
67 de500 Apoyos
Amalia Castro Gasca Pregunta de Amalia Castro Gasca

Me llamo Mely, tengo 48 años y vivo en Azuqueca de Henares, un pueblo de Guadalajara. Hace justo un año, el 22 de septiembre de 2021, recibía mi primera sesión de quimioterapia por un cáncer de mama. La parte muy positiva es que hoy estoy contándolo aquí, cerca del “primer” final y a pocas semanas de que el oncólogo me envíe a revisiones periódicas. La parte menos positiva es todo lo que conlleva un cáncer: el proceso, los altibajos, los efectos secundarios, el entorno que te rodea, la fase posterior al tratamiento y la operación, y todos esos pormenores que muchas veces parecen no existir, pero están ahí, y resuenan con mucha fuerza. 

En junio de 2021 me percaté de un pequeño bulto en el pecho, y acudí inmediatamente a mi médico de cabecera. Él me remitió al ginecólogo, pero la primera cita disponible era el 14 de septiembre. No podía esperar tanto, así que decidí ir por lo privado. ¿Qué habría ocurrido si no hubiese tomado aquella decisión? Nunca lo sabremos. Por suerte me atendieron rápido, empecé el tratamiento y todo fue rodado. 6 sesiones de quimioterapia y la operación posterior. Por suerte conservo mi pecho, tan solo tuvieron que limpiar la zona. 

Solo tengo muestras de agradecimiento a todo el personal que me atendió y a mi oncólogo, pues se portaron muy bien conmigo. Sin embargo, es imposible no destacar que el Hospital Universitario de Guadalajara está desbordado. Las chicas lo intentan, pero no dan abasto. Somos muchos pacientes los que pasamos largas jornadas y muchos meses entre esas paredes recibiendo tratamiento, y las infraestructuras no están a la altura del alcance de esta enfermedad. ¿Cuándo se va a dotar de más recursos la Sanidad Pública?

Y, además, cuando el tratamiento termina, somos realmente olvidadas. Tenemos que vivir psicológicamente con el miedo al después y el miedo a recaer. ¿Por qué no existe ese acompañamiento posterior?

Pero además de esa cuestión asistencialista, existen tantas aristas que rodean esta enfermedad y que la hacen tan difícil a veces… Tenía 47 años cuando me detectaron la enfermedad, y lo cierto es que me hacían mamografías periódicas, pero cuando menos te lo esperas ahí está, aparece. ¿Y qué ocurre entonces? Que pasas por todas las etapas: miedo, incertidumbre y, sobre todo, la necesidad de seguir y llevarlo lo mejor posible. Porque yo, por ejemplo, tengo dos hijas pequeñas que me incentivaban a seguir con la mayor de las fortalezas. ¿Por qué se olvida también al entorno que nos rodea y que sufre igual que nosotras?

No puedo despedirme sin olvidar la más importante de mis peticiones: INVESTIGACIÓN. La investigación es el primer paso para evitar llegar a todo el resto de las reivindicaciones que tenemos los pacientes oncológicos. Es por esto que me dirijo a los políticos de las Cortes de Castilla-La Mancha, ya que son quienes me representan: “Necesitamos invertir más en investigación, y además ¿cuándo se van a garantizar más recursos a una atención plena durante el tratamiento y de forma posterior?” 

67 personas la han apoyado
67 de500 Apoyos

o