Firma por la educación de los niños refugiados durante la pandemia

333 personas la han apoyado
333 de 1500 Apoyos

12,7 millones de menores refugiados sufre las consecuencias del coronavirus

Aunque el virus del COVID-19 no provoca síntomas en la mayoría de los niños, esta pandemia global les afecta en otros aspectos de su desarrollo, como la educación. Para los 7,1 millones de niños, niñas y adolescentes refugiados, la falta de acceso a la educación puede tener consecuencias irreversibles.

Poder ir a la escuela antes del coronavirus ya era todo un reto para la niñez refugiada de todo el mundo: 3,7 millones no podían hacerlo. Ahora, con el cierre de escuelas provocado por el coronavirus, son todavía más los niños y niñas refugiados que se han visto obligados a interrumpir su educación. Puede que alguno de ellos ni siquiera pueda volver a estudiar.

La falta de acceso a la educación no solo repercute de forma directa en las oportunidades de futuro de los niños y niñas refugiados: también afecta a su alimentación y seguridad. El cierre de colegios deja a muchos menores refugiados sin acceso a agua potable y sin una alimentación adecuada.

Ayúdanos a que los niños y niñas refugiados puedan tener acceso a educación a pesar de las medidas de confinamiento. Firma ahora por la educación de los niños refugiados durante la pandemia.

333 personas la han apoyado
333 de 1500 Apoyos

o