Alrededor de 10,1 millones de refugiados se encuentran bajo la amenaza del frío. ¡Firma para ayudarles a combatirlo!

1666 personas la han apoyado
1666 Apoyos

Durante las próximas semanas, muchas familias desplazadas tendrán que afrontar temperaturas heladoras. En muchos lugares del mundo, como Afganistán, Ucrania u Oriente Medio, en esta época del año las temperaturas pueden descender hasta los -20 °C. En este sentido, desde ACNUR alertamos de que para muchos de los desplazados forzados que hay en el mundo este invierno será un desafío mucho mayor que el de los últimos años. Muchas familias no tendrán otra opción que elegir entre comida o calor, y se enfrentarán a enormes dificultades para calentar sus hogares, conseguir ropa de abrigo y cocinar comida caliente.

El frío constituye una seria amenaza para la salud y la vida de millones de personas desplazadas en el mundo. De hecho, estimamos que alrededor de 10,1 millones de refugiados sirios, iraquíes y ucranianos, así como desplazados internos y refugiados de otras nacionalidades, necesitarán asistencia adicional durante este invierno. Para muchas personas este será el duodécimo invierno consecutivo lejos de su hogar.

Desde ACNUR hemos lanzado una campaña mundial para recaudar fondos para enviar ayuda de invierno a las familias desplazadas durante los meses más fríos del año. Los fondos se destinarán a proporcionar ropa de abrigo, mantas térmicas, materiales para la reparación de sus casas, paneles y lámparas solares, bombonas de gas y ayudas en efectivo para cubrir otras necesidades esenciales cara al invierno, como la calefacción. El apoyo recibido hasta el momento es grande, pero insuficiente. Una manta térmica o un calefactor puede salvar la vida de una persona.

1666 personas la han apoyado
1666 Apoyos

o

Respuestas de los políticos