Pregunta para Congreso de los diputados

Mi nombre es Ana y soy madre soltera. El número de familias monoparentales aumenta y seguimos sin tener un marco legal propio que nos proteja. ¿Cuándo habrá una Ley de Familias Monoparentales que nos ampare?

33 persones li han donat suport
33 de1500 Apoyos
Ana Núñez Pregunta de Ana Núñez

Mi nombre es Ana, resido en Baleares y soy madre soltera de Iria, una niña de 3 años. La maternidad en solitario no siempre es fácil. Criar a un hijo sola conlleva un esfuerzo económico y logístico difícil de asumir, pero también tiene sus ventajas y no deja de ser una opción más de crianza. Aunque tradicionalmente las familias monoparentales han sido menos visibles o aceptadas, la realidad es que esta forma de crianza está en constante crecimiento en nuestro país y el 80% de las familias monoparentales están encabezadas por una mujer, según datos del Instituto Nacional de Estadística

En mi caso, cuando me quedé embarazada de Iria vivía en Madrid y tenía una vida formada en la ciudad. Decidí lanzarme a la aventura de la maternidad sin una figura paterna. Contaba con el apoyo incondicional de mi familia, y decidí regresar a Baleares para que mi hija pudiera estar en contacto con sus familiares. Tuve que dejar mi trabajo porque este requería viajar constantemente, y por suerte encontré un proyecto más flexible en el que estoy trabajando ahora. Los inicios son duros, pasas por una fase de duelo, de muchas dudas y muchas decisiones que tienes que tomar en solitario, pero fue una decisión maravillosa. 

Uno de los principales retos de la maternidad en solitario es la conciliación laboral y familiar: si en una familia biparental es ya de por si complicado, en las familias monoparentales hay que tener una gran optimización del tiempo para llegar a todo. La estructura de la familia monoparental deja la crianza y el mantenimiento del hogar en manos de una sola persona, y eso es difícil de gestionar

He tenido la suerte de contar con el soporte de mi familia, y además de ello cuento con un trabajo flexible, donde yo organizo mi propio tiempo para estar con mi hija. Aun así, no todas las familias monoparentales tienen las mismas opciones, y si no se dispone de una familia que pueda ayudar o un trabajo con horarios complicados, hay que contratar a cuidadores, y eso supone un gasto económico muy elevado. 

La economía es un factor imprescindible y uno de los principales problemas al que se enfrentan las familias monoparentales. Al tener solamente un sueldo, en la mayoría de los casos no tenemos la posibilidad de solicitar una reducción de jornada. Tenemos que trabajar a jornada completa y a la vez ocuparnos al 100% del cuidado de los hijos, lo cual supone un reto muy grande. 

Todos estos retos suponen grandes dificultades para muchas familias monoparentales pero estas no están amparadas en ningún marco legal que nos proteja. Las familias monoparentales se incluyen dentro de la ley de familias, pero no tienen un marco legal propio a nivel nacional, así como sí lo tienen las familias numerosas. Es verdad que las rentas más bajas reciben algunas ayudas, pero no tenemos unas ventajas establecidas como sí tienen las familias numerosas independientemente de su renta. 

Nuestra referencia son las familias numerosas, que obtienen ventajas independientemente del nivel de ingresos. Una pareja con tres hijos y unos ingresos mensuales de 20.000 euros obtiene más ayudas que una madre soltera con 2 hijos con unos ingresos de 1.200 euros. Una situación injusta que evidencia el poco reconocimiento social que ha tenido nuestro modelo de familia. Si a más hijos hay ayudas, a menos progenitores también deben considerarse estas ayudas. No pedimos caridad, solo igualarnos a colectivos similares.

Algunas comunidades autónomas (Aragón, Cataluña, Cantabria, Navarra, Valencia o Baleares) han sacado el carnet de familia monoparental, lo cual es un paso más en nuestra lucha. No obstante, no tiene la misma validez ni  los mismos beneficios que tendría el de familia numerosa.

Además, según datos de Save the Children, más de la mitad de las familias monoparentales son más propensas a padecer pobreza. No obstante, las ayudas y el amparo gubernamental que tenemos es prácticamente nulo. 

Por eso, desde aquí quiero hacer una llamada a los miembros del Congreso de los Diputados para que aprueben una Ley Nacional de Familias Monoparentales, para que tengamos un marco legal que propio ampare y proteja a las familias monoparentales. Toda diversidad familiar merece ser amparada por la ley. 

¡Apoya nuestra iniciativa!

#LeydeFamiliasMonoparentalesYA

Puedes seguirme en mi blog https://familiamonoparental.com/, donde cuento mis reflexiones y el día a día de mi familia monoparental, así como en mis redes sociales @familia.monoparental

33 persones li han donat suport
33 de1500 Apoyos

o