Pregunta para Asamblea de Madrid

Me llamo Jennifer, soy dietista y, por mi propia vivencia con el síndrome del ovario poliquístico, decidí estudiar salud hormonal. ¿Por qué en las aulas no se enseña más sobre salud menstrual y la importancia de la alimentación?

469 personas la han apoyado
469 de500 Apoyos

Me llamo Jennifer, soy de Madrid y soy dietista. Cuando terminé el grado superior de dietética, hice algún trabajo puntual con personas cercanas, pero no ejercí de forma permanente. Más tarde, cuando quise quedarme embarazada, me di cuenta de que, como muchas, no tenía ni idea de cómo funcionaba mi ciclo, ni siquiera sabía lo que era un ciclo menstrual.

Por eso empecé a interesarme en el campo de la salud hormonal. Por el camino, tuve un aborto y, por eso y por otras causas, pasé una mala temporada. Hace un año, cuando empezó la cuarentena, decidí hacer un cambio en mi vida, estudiar por mi cuenta sobre salud hormonal y así poder entender qué me pasaba, ayudarme a mí misma.

Aparte del aborto que tuve, también tenía amenorrea (falta de menstruación) cuando dejé las pastillas anticonceptivas, que las tomaba desde los 15 años. Me las recetaron porque me decían que, si no las tomaba, estaría siempre mal, pero no me dieron ninguna explicación más. En realidad, lo que me ocurría (y ocurre) es que tengo síndrome del ovario poliquístico (SOP). Sin saberlo, estuve enmascarando el problema con las anticonceptivas durante años.

Gracias a todos los conocimientos que fui adquiriendo, estudiando mis ciclos, mi alimentación, viendo qué me sentaba mejor o peor, fui mejorando, e incluso he conseguido que me vuelva a venir la regla. A día de hoy, sigo buscando un bebé, que no es un camino fácil, pero no dejaré de luchar por ello. También me dedico a ayudar a mujeres que tienen problemas o que simplemente quieren saber más sobre salud hormonal.

Si desde la adolescencia hubiese tenido los conocimientos que tengo ahora, habría podido detectar mucho antes el SOP y prevenir problemas de fertilidad en la edad adulta. Por eso, quiero dirigirme a los miembros de la Asamblea de Madrid, ya que soy de Madrid y son mis representantes en dicha cámara, para que en las aulas se incluya una educación menstrual que ayude a las chicas a conocer su propio cuerpo y su funcionamiento, así como la importancia de la alimentación.

Tenemos que entender que las mujeres estamos condicionadas por un ciclo menstrual, no necesariamente de forma negativa, que va más allá de tener unos días de menstruación al mes. Si cada una conoce su propio ciclo, ayudará mucho a tener una mayor comprensión de lo que le pasa, e incluso a detectar cuándo algo no va bien.

469 personas la han apoyado
469 de500 Apoyos

o