Pregunta para Europarlamento

¿Cuándo introducirán leyes inclusivas para volar con silla de ruedas? Tengo diversidad funcional y me apasiona viajar.?

98 personas la han apoyado
98 de700 Apoyos
Álex Ruiz Jiménez Pregunta de Álex Ruiz Jiménez

Mi nombre es Álex, tengo 34 años, soy de Barcelona y tengo diversidad funcional. Desde hace 5 años despertó en mí una de mis pasiones: viajar. A partir de ese momento, mi pareja y yo hemos recorrido más de 13 países y aspiramos a seguir cumpliendo sueños. 

Debido a mi enfermedad, la Distrofia Muscular, llevo en silla de ruedas desde los 14 años. Sin embargo eso no me ha impedido nada, ya que he jugado al hockey sobre ruedas, he trabajado muchos años como informático y actualmente estoy estudiando un grado en Logística. Pero lo que más me gusta del mundo es viajar.  Ahora mismo comparto mis viajes y experiencias a través de mi perfil de Instagram @silleroporelmundo. 

No obstante, muchas veces el hecho de ir en silla de ruedas hace que te encuentres con obstáculos o limitaciones que a día de hoy no deberían suceder. 

Actualmente, los pasajeros que vamos en silla de ruedas no podemos volar con ellas. Debemos facturarla obligatoriamente y, para ello, tenemos dos opciones: o la facturamos al momento y te dan otra silla (muy incómoda) como alternativa, o la mantenemos hasta el embarque y luego se la llevan. Cuando estamos en el avión nos sentamos en un asiento convencional, por lo que perdemos libertad postural e independencia. 

En la mayoría de casos, cuando las sillas de ruedas se facturan, suelen quedar dañadas al ser introducidas en el avión. Las lanzan, las desmontan inadecuadamente y a veces las rompen. En  mi caso, mi silla es eléctrica y pesa casi 100 kilos, por lo que no la pueden tirar así como así. Pero cuando se trata de sillas manuales el trato es desastroso. 

En mi último viaje a Berlín, me devolvieron la silla desnivelada. Le habían desmontado unos amortiguadores, algo que ni siquiera yo sabía que se podía hacer, y las ruedas no tocaban al suelo como es debido. En España tengo otras sillas de recambio, pero en un país extranjero esto puede ser un problema y no te permite disfrutar de tu viaje. En el aeropuerto de Ámsterdam nos perdieron la silla, y tuvimos que estar más de dos horas dando tumbos hasta poder encontrarla. 

Considero que, para evitar estas situaciones, los aviones deberían estar adaptados a las personas que viajamos con silla de ruedas. Como en los trenes, se debería de reservar un espacio para que las personas que viajamos en silla de ruedas podamos estar con ella. De esta forma, nosotros podríamos viajar de forma más cómoda, mejorando nuestra experiencia de viaje en avión y disfrutando del destino, sin tener que preocuparnos de que nuestra silla quede dañada. 

Por este motivo, me dirijo a los Eurodiputados del Parlamento Europeo con la finalidad de que introduzcan leyes inclusivas a nivel europeo para adaptar los aviones a las personas con diversidad funcional, y así no privarnos de tener una buena experiencia de viaje. 

98 personas la han apoyado
98 de700 Apoyos

o