Pregunta para Parlamento de Canarias

La Plataforma de Afectados de Vigilantes de Seguridad de Canarias queremos denunciar el macrodespido improcedente que hemos sufrido. ¡42 familias dependen de esos puestos de trabajo!

68 pertsonak babestu dute
68 de500 Apoyos

La Plataforma de Afectados de Vigilantes de Seguridad de Canarias 50 queremos denunciar el macrodespido de 42 trabajadores de centros para inmigrantes en Gran Canaria. Queremos luchar contra estos despidos improcedentes que han dejado en la calle a casi la totalidad de la plantilla. Somos padres y madres de familia con hipotecas y que nos hemos quedado desamparados

Somos trabajadores que llevamos desempeñando las mismas funciones desde que comenzó el confinamiento en el 2020. Con el boom de la inmigración en el archipiélago canario empezaron a surgir estos servicios en pabellones, hoteles... Hacemos labores de protección de bienes y personas. La empresa pertenecía a EULEN, pero salió a concurso público pasando a pertenecer a CENPOL. El personal pasamos de empresa estando en situación de indefinidos, realizando las mismas labores que habíamos realizado hasta el momento e indicando que éramos subrogables. Hasta que CENPOL, la empresa entrante, nos puso frente a nosotros una carta que indicaba que no reuníamos los requisitos para ser subrogados

De 62 personas que conformábamos la plantilla, 42 hemos sido despedidas. 20, los últimos en llegar y, por tanto, los más fáciles de despedir de cara a un futuro, son los únicos que han permanecido en la empresa. Por otra parte, CENPOL tiene su propia academia que forma a vigilantes y se está nutriendo de los recién graduados con contratos de prácticas para cubrir dichas vacantes. La diferencia es que a los recién salidos de la academia no les pagan en base al Convenio de Seguridad Privada Nacional y para ellos es una manera de abaratar costes

En la seguridad privada debes llevar contratado 7 meses y 1 día para poder ser subrogable . Periodo que todos nosotros llevamos  . Pero el vacío legal se encuentra cuando pasamos de la empresa saliente a la empresa entrante e indican que de esa manera no se cumplen esos 7 meses cuando realmente venimos realizando exactamente las mismas funciones desde el inicio de la pandemia

A causa de esta terrible situación nos hemos visto obligados a tomar medidas legales. En el pliego del concurso ponía que todos los trabajadores debíamos ser subrogables, promesa que no han cumplido. 42 familias dependemos de esos puestos de trabajo y ahora nos vemos en medio de la nada. Nos vemos desamparados por todas las vías. Por ello queremos dirigirnos al Parlamento de Canarias. Necesitamos que nos ayuden a luchar contra estos despidos improcedentes. No queremos ni dinero ni ser indemnizados. Lo único que pedimos es recuperar nuestros puestos de trabajo para poder tener una vida digna.

68 pertsonak babestu dute
68 de500 Apoyos

edo