Pregunta para Parlamento de Andalucía

Los centros educativos deben tomar conciencia sobre el tipo de persona que quieren formar. ¿Por qué no se fomenta la educación emocional desde las aulas involucrando a los padres y madres en el proceso?

62 personas la han apoyado
62 de500 Apoyos
Irene Muñiz Pregunta de Irene Muñiz

Me llamo Irene Muñiz y soy maestra de educación infantil desde hace más de 11 años. Además, a través de mi perfil en Instagram reivindico la importancia de la educación consciente. Los niños y niñas son la base de la sociedad, motivo por el cual hay que cuidarles.  La educación debe ser la base de su felicidad, del autodescubrimiento y conocimiento.

Sin embargo, estamos acostumbrados a centrar los programas educativos en las diversas áreas del conocimiento, olvidando algo tan importante como la “educación del ser”. A este respecto, es necesario que los centros educativos tomen conciencia sobre el tipo de persona que quieren formar.

Más que una buena calificación, lo más valioso es que los niños y niñas aprendan a desarrollar su inteligencia emocional. Es decir, debemos fomentar la educación emocional en las aulas, es la mejor herramienta de vida que podemos enseñarles, puesto que hará de ellos personas fuertes, resilientes y felices, disminuyéndose así los casos de ansiedad u otros problemas de salud mental. Además, favorecerá la convivencia escolar y se reducirán los casos de acoso o agresiones. 

Pero esto no es todo. La educación es cosa de dos: escuela y familia. El papel de los padres y madres es imprescindible para que los niños y niñas crezcan adquiriendo todos los conocimientos y los sepan aplicar en la vida cotidiana. La salud emocional de los adultos determina los cimientos de la base emocional de los menores, y es ahí donde debemos incidir. 

Muchas veces son los adultos quienes no han tenido la oportunidad de desarrollarse emocionalmente y no entiende por qué su hijo o hija actúa de una manera determinada. Es importante que las familias sean parte de este proceso. La participación de los padres y madres en esta etapa es fundamental para nutrir las habilidades y reforzar la conducta positiva que el niño posee.

Cuando los niños y niñas reconocen sus emociones y cuando saben que sus progenitores están listos para hablar con ellos cuando lo necesiten, aprenden a comunicarse mejor consigo mismo y con los demás.

Si queremos que nuestros pequeños sean ciudadanos responsables, solidarios, resilientes, autodidactas, colaboradores … debemos crear programas específicos para lograrlo. Por ello, como andaluza y docente me dirijo a los miembros del Parlamento de Andalucía para que se fomenten los proyectos de educación emocional en las aulas que involucren a padres y madres. 
 

62 personas la han apoyado
62 de500 Apoyos

o