Pregunta para Cortes de Aragón

Me llamo Carmen y he superado un cáncer de ovario con mutación genética. A mi madre se lo diagnosticaron junto con un cáncer de pulmón y un linfoma: ¿Por qué no se destinan recursos a la atención primaria y a urgencias para fomentar la detección temprana?

1 personas la han apoyado
1 de500 Apoyos
Carmen Tiestos Pregunta de Carmen Tiestos

Me llamo Carmen y vivo en Zaragoza. Recientemente he superado un cáncer de ovario con mutación genética. Me lo detectaron diez días más tarde de que mi madre, de 73 años, falleciera a causa de la misma patología. Mi madre tenía problemas cardíacos, pero no era nada preocupante. De repente, se empezó a sentir muy cansada, sin apetito, perdió peso, tenía dolores esporádicos de tripa, etc. Fue al médico de cabecera muchas veces, pero no daban importancia a estos síntomas. Pasaron semanas y finalmente le dijeron que a lo mejor tenía algún problema relacionado con las tiroides. Lo analizaron y vieron que efectivamente, tenía un pequeño problema relacionado con las tiroides y le dieron medicación. Aunque se la tomaba los síntomas no mejoraban, así que le hicieron una analítica para mirarle los marcadores que indican el cáncer de colon. Todo salió bien.

Pasaron más días y ella cada vez estaba peor. Los médicos lo relacionaban todo con el tema del corazón. Fuimos a urgencias cuatro veces en verano. Durante este tiempo le salió un herpes muy grande y le dieron un retroviral para que no fuera a peor. A partir de aquí, mi madre ya no se movía de la cama y tenía mucha tos. Finalmente, un día de agosto volvimos a urgencias y la ingresaron en la unidad de cardiología donde estuvo 15 días. No le hicieron ninguna placa; solo le daban medicación y el médico le dio el alta cuando le pareció verla mejor. Ella cada vez estaba peor. En septiembre volvimos al hospital y esta vez ya hubo alguien que nos dijo que aquí tenía que haber algo más. Le hicieron un escáner y diagnosticaron no solo un cáncer de ovario, sino también un cáncer de pulmón y un linfoma. Le dieron dos meses de vida y decidimos traerla a casa y cuidarla.

Yo estaba en revisión ginecóloga constante por antecedentes de miomas. Durante los últimos días de mi madre en casa y en vida, fui a visitarme y me anunciaron que tenía un ovario enquistado y que tenían que operarme. Aunque tenía a mi madre en casa y yo de entrada no estaba convencida de hacerlo, mi marido y mi padre me convencieron de que lo hiciera. Cuando se acabó la intervención quirúrgica, el cirujano me informó de que el tumor que me habían quitado no tenía mala pinta. El 4 de febrero mi madre falleció y el 14 de febrero fui al hospital. Me informaron de que contra todo pronóstico, ya que yo no tenía ningún síntoma, tenía cáncer en los dos ovarios y un infiltrante en una trompa. A raíz de esto, decidí hacerme un estudio genético, ya que tenía antecedentes familiares que habían tenido cáncer de pecho y salió positivo.

Por esta demora que hubo en la detección del cáncer de ovario de mi madre y teniendo en cuenta que con un diagnóstico a tiempo a lo mejor se le habría podido alargar la vida o, como mínimo, no se habría ido sintiendo desamparo, me dirijo a los políticos de las Cortes de Aragón, ya que son quienes me representan, para preguntarles: ¿Por qué no se destinan recursos a la atención primaria y a urgencias para dotarles de la capacidad de detectar los síntomas del cáncer de ovario de manera temprana aunque sean poco perceptibles?

1 personas la han apoyado
1 de500 Apoyos

o